Queridos Amigos Espirituales, PASH…   IN LAK´EH…

 

Hoy, 1º de mayo, es el día dedicado por nuestro M. S. Maestre S. R. de la Ferriére, al 4º Grado de Iniciación Real: Gurú, Ajka´anbesaj en maya.  Sobre la escala de siete grados, es un grado que está a mitad de camino, le falta por lo tanto al candidato un largo trayecto que recorrer.  Significa “disipador de tinieblas”, dentro de sí y en quienes le rodean, trabajando el elemento que le corresponde: el Aire.  En los tres Grados superiores que le siguen, más que disipar tinieblas, les corresponde sembrar y cultivar la Luz, en sí y en los demás.

 

Como se observa en el gráfico del Gran Arcano, en la obra “Los Grandes Mensajes” del Maestre, el primer Grado se encuentra fuera del círculo sagrado, y está representado por una mano sosteniendo la empuñadura de la espada: es el Getuls o Novicio,  en maya Aj Kanbal: da así el primer paso como Guerrero espiritual trabajando el elemento Tierra en sí y en el mundo material para iniciar el proceso de transformación de su conciencia en la Gran Obra alquímica de la transmutación.  No está considerado un grado iniciático, es un novicio en preparación para ingresar al círculo sagrado del Gran Arcano, gracias a los fundamentos preliminares del primer Misterio: Astrología y Yoga alquímico o Matesis de Psicología (primer Chakra.)  Comienza a enfrentar su karma por el poder que le da Saturno, el regente de su Grado, y cultiva así el primer SABER.

 

Habiendo vislumbrado el primer Misterio gracias a sus esfuerzos por perfeccionarse tallando su piedra bruta interior, el candidato alcanza el 2º peldaño, (Gag-pa o Afiliado, en maya Tsiba´an) (la custodia de la espada, donde se cruzan las  colas de las dos serpientes; al vincularse más a la realidad donde libra su batalla por emanciparse espiritualmente, empieza a comprender el 2º Misterio: la importancia de la Religión y la Magia en su sentido más elevado.  2º Chakra.  Es el poder que le da Júpiter, regente del Grado, y el cultivo del 2º SABER.  Elemento Agua.

 

En el 3º Grado  (Gelong, Adepto, en maya Pak´aan) (plexo solar, 3º Chakra), se ha de desarrollar la voluntad de ascenso, con el poder que le da Marte, regente de ese Grado, y la energía alquímica propia del elemento Fuego.  Es la primera Cruz del Gran Arcano.  Así se va abriendo paso para alcanzar el centro de ese símbolo, el 4º Chakra, plexo cardíaco; el OSAR para irse desprendiendo del plano simplemente humano o esfera terrestre, en pos de la conciencia universal.

 

Pero, dice nuestro Maestre, “todo esto no está en zonas precisas, al dar explicaciones por medio de palabras, sabemos bien que éstas son pobres en presencia del Gran Conocimiento.  Las cifras dadas no son más que una apariencia relativa de grados, de medios de control para los profanos, no son sino manifestaciones relativas…”  “Evidentemente, este símbolo es todavía mucho más complejo, solo hemos dado algunas explicaciones superficiales con el objeto de no revelar el secreto del Arcano.  Durante las clases en el Colegio Iniciático se penetra más en el esoterismo, según el grado de los alumnos, porque la Iniciación es naturalmente gradual, cada uno recibe lo que puede recibir; pero muchas enseñanzas no se pueden dar sino de labio a oído, y directamente de Maestro a Discípulo.”

 

Lo importante es alcanzar el estadio final, la salida del Gran Arcano, la Flor de Lis, el rango de Gran Instructor de la Humanidad.  Es la liberación de la potencialidad divina, guardada en estado de semilla dormida en lo interno de todo ser humano.  Es el Sendero un trabajo de jardinería espiritual en procura de cosechar ese hermoso fruto.

 

Como los Grados de Iniciación representan estados de conciencia o niveles de madurez espiritual cada vez más elevados, y cada Grado tiene una subgradación por lo mismo, es fácil comprender que varios candidatos con un mismo Grado pueden manifestar diferencias de conducta y de ética iniciática.  Quiere decir que alguno puede haber realizado el rango más alto de su Grado, lo cual se manifiesta por sus actos y palabras (“por sus frutos los conoceréis”); otro en cambio puede que no lo haya logrado, se estanca por no trascender sus apegos y egoísmos, lo cual se manifiesta por su conducta, vocabulario y otros rasgos de carácter.

 

Podríamos simplificar diciendo que cada Grado tiene tres subniveles en su estado de conciencia: alto, medio y bajo.  En la Escala Aerosómica de nuestra Orden procuramos que se logre el estado más alto de conciencia en cada Grado, sin embargo, la realidad nos demuestra que esto no siempre ha sido posible, por los rezagos que se traen del mundo profano y de la Escala Somática de la Iniciación Menor.  La Obra alquímica está al alcance de cada discípulo sin necesidad de la presencia física de un Maestro a su lado, hay suficiente información disponible, y en cuanto a la formación, se va logrando gracias al cultivo de una voluntad templada por la comprensión y el Saber Osar.

 

Reciban mis fervientes votos  todos y todas, Peregrinos en la Senda Liberadora, por las más amplias realizaciones espirituales, bienestar y felicidad, con motivo de esta fecha.

 

Vuestro amigo y servidor, T.A-O Domingo Dias Porta

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading