SUS DOCUMENTOS
SERGE RAYNAUD de la FERRIÉRE

SERVICIO INICIATICO ESOTÉRICO
INFORMACIÓN

Gran Fraternidad Universal
Serge Raynaud de la Ferriére, A.C.
S.I.E., Apartado 32.110, Guadalaiara, Jalisco, MEXICO

SEDE MUNDIAL
Consejo Superior, Insurgentes Sur 226 México 7, D.F.

EDITADO
Por el Comité de Publicaciones A.G.F.U.
Apartado Aéreo 3087 — Bogotá I, D.E. – Colombia

015. MENSAJE DE SU EXCELENCIA, EL MUY VENERABLE S. RAYNAUD DE LA FERRIÉRE

SUPREMO REGENTE de la Augusta GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, Eminente
Soberano Pontífice de la Dirección Espiritual del Mundo.

Sublime TDASHI CIS-SGAN-CAKYA RIMPOHEH, Alto dignatario de la Sagrada
HERMANDAD BLANCA. Administrador de la Asamblea de Sabios.
SU SANTIDAD el MAHATMA CHANDRA-BALA, SATGURU y MUY ILUSTRE
PATRON del MAHA KHUMBA SHANGA, Iluminador de la Orden AQUARIANA.

20° de Escorpio, V año de la Era
Aquariana, Noviembre 12, 1952 de la Era Seglar.

A los Centros de la G. F. U.
A los Colaboradores de la Nueva Era,
A todos los Amigos Espirituales,

PAZ …

Hoy se cumplen exactamente seis años desde que comencé la Misión para la cual había sido escogido.

De hecho, fue el 12 de noviembre de 1947, que abandoné París para emprender mi jornada mundial de “Misionero”, con la Tarea de Constituir un órgano público para la Sublime y Augusta Institución de la Gran Fraternidad Universal.

Mi conducta estuvo en conformidad con la Tradición y es bueno evocar mis actividades, tanto exotéricas como esotéricas. En lo concerniente al trabajo ante el gran público, mis charlas, libros y artículos al alcance de las masas, han ayudado considerablemente en la unión de las diversas asociaciones; ellas, sin colaborar directamente con la G.F.U. están ofreciendo no obstante, instrucción preliminar en la tarea de guiar al mundo hacia el adelanto a que tiene derecho, y ello siguiendo la orientación que nuestra Institución ha dado en primer lugar. Para aquellos que, suficientemente instruidos en materias esotéricas, estaban esperando la oportunidad de manifestar esa preparación, las Escuelas Iniciáticas abren de nuevo sus puertas, ofreciendo la enseñanza verdadera, tradicional, iniciática.

Ciertamente, para el profano como para el privilegiado, el momento ha llegado de recibir la luz, y de que cada uno realice su misión real sobre la tierra.



Bien sea en el Ashram de Venezuela, en el dispensario de Rangoon, en el Santuario del Perú, en el Sector Australiano, en la Escuela Acuariana de México o en el grupo de Holanda, en todos los sectores reina un entendimiento fraternal, y cada cual ‘olvidando sus concepciones individuales, coopera en el establecimiento de un movimiento para un servicio impersonal, donde los prejuicios de toda clase han sido definitivamente desterrados.

En el campo oficial, contactos con la UNESCO, así como con organizaciones científicas, culturales y humanitarias de menor importancia, contribuyen a la realización de una perfecta colaboración.

Poco a poco, las organizaciones secretas (los grupos llamados Iniciáticos y los movimientos esotéricos) están asumiendo su posición bajo la autoridad y Dirección de la Gran Fraternidad Universal.

En una palabra, un nuevo mundo se está manifestando por sí mismo, en el cual está incrementándose el respetable número de la Suprema Institución, que, con 80 millones de almas hoy, contará a todos los moradores de este planeta, porque esa es la única solución para la Paz mundial. Los seres humanos deben unirse; la época de la crítica destructiva toca a su fin; las divisiones religiosas e ideológicas desaparecen más y más cada día, y por su adhesión a la Gran Fraternidad Universal, el mundo entero obtendrá por sí mismo en alguna forma, un gobierno mundial, teniendo a la cabeza no más políticos sino Psicólogos, Sabios e Iniciados.

¡Lejos está de mí la idea de clamar por tales prerrogativas en el presente! Al contrario, yo renuncio a todos los títulos, tanto los grados oficiales como los honores Iniciáticos, y confirmo mi resignación de la Dirección de los Asuntos Espirituales del Mundo, que había asumido en 1950, alejando de mí tal comisión y mis poderes después de mis tres años como “Instructor de la Nueva Era”, “Enviado Especial” u otras designaciones que me habían sido otorgadas. Sé que esta resignación no es de valor alguno, desde que es asunto de “predisposición” para este puesto (de acuerdo con reglas esotéricas), que es esencial, y no la aprobación del mundo profano en general. Sin embargo, la razón de esta “resignación” tiene un profundo significado para aquellos que “saben” (e insisto en la palabra), más ello no significa que en el futuro me disocie completamente del trabajo del cual soy en parte el originador, antes bien, que ahora me dedico a una Tarea más anónima.



Cinco años de trabajo misional con visitas a los cinco continentes, ¡lustrada por más de mil doscientas charlas, unas cincuenta emisiones radiales, una media docena de films para televisión, alrededor de cien artículos y folletos, doce libros (filosofía, hermetismo, simbolismo, masonería, astronomía, medicina, arte, teología, etc.). . . resultan en tantas actividades, que habilitan a nuestros Comités en más de 30 países donde la Institución está representada, a administrar la Organización correctamente.

Yo me retiro de hecho del teatro de operaciones a fin de darme más individualmente a un deber esotérico. En 1950 transmití mi cargo administrativo así como el poder Iniciático, a mi más avanzado Discípulo, el Honorable José Manuel Estrada, Director General de la Misión, hoy portando el título de “Gurú”, y propuesta su nominación para Sat-Chellah un grado que lo elevará al más Alto Cónclave de los 22 Discípulos que constituyen con los “Arhats”, los Miembros Sublimes de la Asamblea de Sabios.

Elevado a esta Alta Dignidad, el Honorable J. M. Estrada toma bajo su control todas las responsabilidades ante mi resignación, de la cual, confirmo este día, proviene el otorgamiento de este mandato. Colocando en manos de este muy avanzado discípulo la dirección general de la Institución, yo me libero de la carga oficial. El Honorable Estrada viene así a ser la Suprema Autoridad de la G.F.U. desde que esto es así, no siendo mi presencia más largamente requerida, puedo consagrarme ahora a un más particular trabajo, y al mismo tiempo cortar de raíz la influencia que podría desarrollar una especie de creciente veneración por el personaje, y la cual podría ser causa de que el verdadero mensaje sea olvidado. Sería realmente placentero ver a los miembros de nuestra Misión trabajando más en un coordinado esfuerzo hacia la Meta real de nuestra Institución, que a la expectativa de mis visitas que podrían, por medio de clases o charlas sobre temas originales, estimularles en sus esfuerzos. En fin, he hecho aquello que debía ser hecho, y he dado lo que debía ser dado. . . resta ahora pasar a la práctica de estas lecciones.



El verdadero objeto de la constitución de una Misión pública de la Gran Fraternidad Universal, es capitalmente unir en un conjunto armónico, todas las sectas religiosas, los grupos científicos, las asociaciones filosóficas, culturales o humanitarias, las sociedades artísticas, los movimientos esotéricos; en una palabra, todos los movimientos que participan en la divulgación de los principios para el avance y la evolución de la Humanidad en general, con alguna concepción de que no debe haber perjuicio de raza, color, creencia, secta, cultura, sexo, edad o nivel de comprensión. La idea es, sobre todo, no canalizar más el pensamiento humano, sino traer libremente a toda la familia humana, hacia la posibilidad de que cada cual pueda expresarse a sí mismo en el dominio que desee. Por ello, todo se puso en movimiento por la Gran Institución, incluyendo servicios sociales con métodos ortodoxos o por otra parte escuelas que son de primaria importancia; hay Colegios de Sabiduría que dan enseñanzas científicas así como místicas, y también tocan los reinos del Arte. Las colonias de la G.F.U. han dado asilo a los refugiados. Los dispensarios Aquarianos ayudan a los enfermos. Los Santuarios han sido un refugio para aquellos que deseaban una vida dedicada al avance espiritual. Las reuniones culturales o artísticas han favorecido el despertar de nuevas vocaciones. Bien en nuestro Ashram en Calcuta, donde los refugiados de Pakistán fueron alojados, o en nuestro Dispensario en Rangún, donde jóvenes madres tuvieron toda atención, o en nuestro restaurante en Perth, Australia Occidental, con su atmósfera amistosa, o en nuestros Templos de Sur América, donde en una atmósfera mística, sedan al mismo tiempo las enseñanzas concretas de una perfecta intelectualidad, dondequiera, miembros de las más diversas colectividades han venido en ayuda de nuestra Institución, después de haber visto con qué imparcialidad trabajamos por el bien de la humanidad.

Debo en esta coyuntura, agradecer a cada uno y todos los que durante estos cinco años hicieron más fácil mi Misión pública. Las Iglesias Católicas, Apostólicas y Romanas, tanto como las Iglesias Protestantes, han dado una muy favorable bienvenida al permitir, bien a mí personalmente o a alguno de mis discípulos, hablarles a sus seguidores. Las Iglesias Cristianas no son las únicas que me han permitido hablar; la Religión Budista, los Templos Brahmines, los Grupos Israelitas, las Sociedades Musulmanas, han facilitado, grandemente la posibilidad de presentarles la Religión Universal, la Tradición iniciática. Debo destacar la magnificiencia de las recepciones que me fueron dadas en las Logias Francomasónicas, la Sociedad Teosófica, la Alianza Francesa, los Odd-Fellows y otros movimientos donde fui invitado, a mi arribo a cada país, para hablar en sus reuniones.



Van también mis mayores respetos a los Dirigentes del País, a los Presidentes de Repúblicas, Gobernantes, Ministros y otros Diplomáticos que me han dado su cooperación, bien directamente o patrocinando nuestra Sublime Institución. Recuerdo a los Científicos y Sabios de Europa y América que respondieron a mi primer llamado en 1947, y estoy agradecido a las Federaciones Oficiales, Cuerpos Médicos, Facultades Universitarias, que ofrecieron prestarme su asistencia.

Permanezco convencido, después de estas magníficas experiencias de tolerancia, que la Humanidad está yendo hacia un destino mejor, gracias a esta unificación de esfuerzos hacia el Ideal Común.

Cuando oficialmente declaramos esos millones de miembros, sabemos que la G.F.U. no es propiamente una Institución, sino un término genérico bajo el cual trabajan numerosas organizaciones. De hecho la G.F.U. es, en un modo, el Consejo Superior de diversas Federaciones, Iglesias, escuelas, grupos y movimientos que manifiestan el pensamiento humano. La Suprema Institución, eslabonada con la Asamblea de Sabios, por milenios se ha contentado con un trabajo esotérico, manteniendo así contacto con ciertos seres privilegiados que agregados por un lado a este Consejo Superior, al mismo tiempo trabajan en muchos movimientos que ayudan a conservar un equilibrio satisfactorio a fin de prevenir la completa destrucción del mundo. Desde el comienzo de la Nueva Era (La Época Aquariana), se organizó un movimiento exotérico. Pero mientras muchas organizaciones han tomado contacto inmediatamente y una vez más con la Autoridad Superior, numerosas sociedades están aún en la ignorancia, separadas de la Fuente Original, sin medios de coordinación. Ellas están condenadas al fracaso, e impiden, al mismo tiempo, la Unidad Mundial.

La Meta primordial sigue siendo entonces: amalgamar en un todo las muchas ideologías, no “predicando” un nuevo culto, sino enseñando que a través de todas ellas se respira un único Ideal, que es AUTO-REALIZACIÓN, Esta “realización” en sí misma es “Identificación”, la Unión completa del Ser y el ser, por la cual los hombres han creado los más diversos “ismos”. A cada cual debe permitírsele el derecho a la creación mental, porque estas variadas manifestaciones son básicamente idénticas, con símbolos comunes, pero cuya expresión en la forma lingüística de nuestros tiempos ha perdido su valor. Esta será entonces la contribución voluntaria de la iniciativa individual al provecho de la colectividad, cada uno ofreciendo de lo que posee, llegando a identificarse con su Ser, y por lo tanto con los demás, realizando al mismo tiempo que él es una parte de un gran cuerpo Cósmico, un gran Todo, una porción del Vasto Infinito, siendo verdaderamente este Infinitamente Grande él mismo en esencia.



¿Qué importan estas diferentes palabras expresando el mismo principio Inteligente: Dios, Allah, Baghavad, etc.? El Substractum Directivo no necesita calificación. ¿De qué importancia, mayor o menor, son las terminologías al hablar de la Vibración Superior, que permanece más allá del análisis y que sólo puede ser realizada por cada cual individualmente?. Permítase a cada uno escoger la palabra de su preferencia: IEVE, Ishwara, Gut, o bien Naturaleza, Átomo Primario, Fuerza Original, etc. Para la comprensión del lego el término “Cefalalgia” se reduce a la expresión “dolor de cabeza”; el hecho sigue siendo el mismo; las condiciones no han cambiado, sólo la terminología. ¡En la aspiración a la evolución, el avance de cada cual no necesita ser consecutivo a las manifestaciones ecológicas!. Aunque entendamos esto y cada quien lo realice, aún retenemos dogmáticas frases confeccionadas, concepciones preconcebidas, y el fanatismo aún está por ser combatido, porque es la forma tangible de la ignorancia.

“Creerlo todo o negarlo todo, son dos fórmulas muy simples que nos ahorran la necesidad de pensar”, dijo el gran pensador francés H. Poincaré. Precisamente debemos estudiar, analizar, extraer, comparar, y entonces “pensar”. . . (ésta es la característica que hace al hombre diferente de! animal).

¡Pero Ciencia y Religión no pueden ser reconciliadas una con la otra, o por lo menos no pueden mezclarse! Muy cierto, pero ellas pueden complementarse. Ciencia es el detalle de Análisis, el estudio profundo de hechos conocidos, así como la investigación para establecer nuevos conceptos. Religión es tal vez un principio metafísico, pero cuya subjetividad puede muy fácilmente hacerse concreta, como varias teorías han pasado a ser leyes en la época actual. De hecho. Ciencia, en la cualidad del principio activo y positivo, debe ser el complemento de la Religión, el sistema pasivo con una actitud negativa. . . Razón e Intuición, Análisis e Imaginación, lo Concreto y lo Abstracto, justamente como el “Solve” y “Coagula” del Alquimista Hermético. Es por el dominio de estas dos polaridades que el ser humano puede lograr su verdadera expresión. Necesitamos un poco más de sabor filosófico en nuestras ciencias, y un poco más de métodos científicos en nuestras aspiraciones religiosas o filosóficas.



“A menos que os hagáis como niños” dijo Jesús de Nazareth. En realidad, el muy relativo conocimiento que poseemos tiende a incrementar nuestra vanidad; fácilmente olvidamos que tenemos que adquirir más Aprendizaje, porque es sólo cuando estamos en posesión de un perfecto Entendimiento que podemos volver al estado de pureza propio de un niño. Es muy fácil de ver que realizaremos rápidamente la imposibilidad de un conocimiento completo si estudiamos sólo a lo largo de las vías usuales, y así, llegamos a la enseñanza Iniciática que permite una rápida “realización” de la perfecta Sabiduría. Hay métodos de extraordinaria asimilación, un sistema de “claves”, y esta enseñanza es la que está ahora siendo dada en los Colegios Iniciáticos de la G.F.U. En el conjunto de las variadas sociedades, sectas y movimientos, las lecturas públicas, los grupos de estudio, etc. . . ., hay tantas acumulaciones mostrando que bajo la variedad de concepciones están escondidos idénticos símbolos en música, en pintura, en astrología, en religión, en ciencia, etc. Bajo diferentes nombres las filosofías expresan el mismo designio. Aunque los métodos varían, hay una base similar, una meta final, ofreciendo a cada cual una vía, un camino que responde al temperamento místico, artístico, práctico o ideológico de acuerdo al estado espiritual del individuo.



El Sendero iniciático incluye muchos escalones; es el Camino (el Tao de los chinos). Pero hay muchos métodos de aproximarse a este camino, y el Vedanta enseña que “así como todos los ríos fluyen al mar, así las diferentes concepciones se reunirán un día en el mismo océano de sabiduría”. Esto es Unificación, Fusión, YUGO.



La adhesión a los Colegios Iniciáticos no es indispensable para la “realización” de la Verdad. Por ello la G.F.U. ofrece, en sus diferentes departamentos de trabajo, métodos diferentes, caminos variados (para cada cual según su estado de evolución o sus propias aspiraciones), en los cuales él pueda expresarse así mismo. Actualmente existen en varias partes del mundo, Colonias, que están capacitadas para ofrecer hospitalidad a los adeptos que desean vivir en meditación, oración y según a las reglas de contemplación y cuyos servicios sociales están en la disposición de aquellos deseosos de ofrecer sus actividades para el mejoramiento de sus semejantes. Hay oportunidades para enseñar a otros o para ser educados por sí mismos, para ofrecer sus facultades artísticas o para desarrollarlas, para dar charlas o asistir a ellas. En fin, hay trabajo para cada uno.

Yo envío constantemente un llamado final a todos los movimientos para unirse en un trabajo coordinado en vez de malgastar sus fuerzas por la disipación de su energía en muchas direcciones. Hay aún demasiadas sociedades y grupos proclamando como meta un trabajo por una “gran fraternidad universal” cuando aún no han dado oficialmente su adhesión a la G.F.U. Una entidad viviente y organizada (con una sede oficial, con estatutos, reglamentos y objetivos definidos) existe, bajo el nombre de GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, como un movimiento internacional y coordinado para todas las otras asociaciones de este nombre, o que proclaman una designación similar. De hecho, nos sentimos felices de que numerosas sociedades hayan organizado un trabajo similar sobre la misma base de la nuestra, y con la misma denominación en el título, pero estaríamos contentos con una más estrecha colaboración, y de recibir su adhesión oficial.

Cada Director de estos movimientos debe estar en contacto con el Consejo Supremo, y siendo así, debe tomar parte en el Cónclave Permanente como miembros-Dignatarios, pues queda entendido que ninguno será privado de sus derechos o prerrogativas. Una Comunidad de Iniciados, será así constituida por los diferentes Dirigentes de cada asociación que esté representada, y la cual tomará parte activa en la Dirección Mundial.

Los Presidentes de Sociedades, Cabezas de Grupos, Superiores de Iglesias, Líderes de Movimiento cualquiera que sea, tienen el derecho, bien de reservar para sus propias organizaciones el nombre particular de tal organización, o integrarla completamente en el cuerpo de la Gran Fraternidad Universal.

A los Cabecillas de los Grupos Aquarianos de estudio, a los Directores de Centros culturales Aquarianos, a los residentes en las seccionales de la Misión, y a todos los Secretarios Generales de las ramas de la G.F.U., especialmente les expreso el deseo de que hagan un contacto mejor en el futuro con los Órganos Centrales de la Misión a fin de colaborar más cerradamente en la Gran Tarea, por medio del envío de récords de sus actividades mensuales, información misional, copias de literatura y documentación, etc. . .

Al recibo de esta carta, todas las secciones deben estar dispuestas a comenzar haciendo contacto con su respectiva Central. El continente Americano tiene su Dirección en Venezuela, Europa y Nor-Africa la tienen en Francia, y Sur África, el Cercano Oriente, Asia del Sur, comprendiendo Japón, Indonesia y las Islas del Pacífico, tienen su Dirección en Australia. Todos los documentos y literatura publicada como panfletos, libros, etc. deben ser mantenidos en los archivos de las 3 oficinas de Secretaría General, donde toda información será facilitada.

En este momento, cuando abandono mis obligaciones como organizador de este gran movimiento fraternal, donde, después de seis años de actividad pública no he encontrado ningún obstáculo, ni la más simple obstrucción a mi trabajo, y ningún argumento destructivo contra mis aserciones, puedo sentir una verdadera satisfacción en considerar que la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL no es un trabajo en vano, pero sí la expresión tangible del deseo de la Humanidad. Esta manifestación de la Verdad, que ha sido llevada por toda la superficie de la tierra, me habilita a alentar a quienes me han seguido durante este tiempo, a formar la vanguardia de la Nueva Civilización. Les aseguro mi
comunión espiritual en el Gran Ideal por el cual nos empeñamos.

Confiando en la Sublime Bendición, R. de la Ferriére.

(texto conforme al original)

Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading