SUS DOCUMENTOS
SERGE RAYNAUD de la FERRIÉRE

SERVICIO INICIATICO ESOTÉRICO
INFORMACIÓN

Gran Fraternidad Universal
Serge Raynaud de la Ferriére, A.C.
S.I.E., Apartado 32.110, Guadalaiara, Jalisco, MEXICO

SEDE MUNDIAL
Consejo Superior, Insurgentes Sur 226 México 7, D.F.

EDITADO
Por el Comité de Publicaciones A.G.F.U.
Apartado Aéreo 3087 — Bogotá I, D.E. – Colombia

009 APUNTES SOBRE LA VIDA DEL MUY SUBLIME MAESTRE EN SU ESTADA EN VENEZUELA.

Recuerdo que en aquellos tiempos en que nuestro M. S. MAESTRE estuvo entre nosotros, podríamos llamar, tiempos de hechizos para sus DISCÍPULOS, ocurrieron detalles muy significativos para aquellos quienes no perdíamos un detalle de sus actos y de el medio ambiente que la DIVINIDAD nos proporcionaba. Recuerdo que el Viernes Santo de 1949 nos hizo un llamado a estar en el Ashram con él. Naturalmente, que una sorpresa nos tenía reservada a nosotros que estábamos acostumbrados a respetar esos días Santos. La sorpresa para mí muy en particular fue, ver que EL. . . nos dijera en ese día, que para los aquarianos ese era un día como todos. Para demostrárnoslo nos puso a trabajar. Recuerdo que ocurrió algo jocoso que al MAESTRE le dió risa cuando se abrieron los trabajos eran como las diez de la mañana. Todos entraron en movimiento en el campo. El M. S. MAESTRE estaba con un machete cortando la maleza, yo tenía una lata para cargar piedras o tierra en la faena; todos estaban en actividad pero me di cuenta que el entonces hermano Gil (no tenía ningún grado), estaba con una vara en la mano a la manera de capataz ordenando a los demás, pero él no hacía nada. Cuando me di cuenta de aquello le dije delante de los demás, a manera de juego o chiste estas palabras: ¡no, no, no, no! aquí no necesitamos capataces, todos somos iguales, así es que afloje ese mandador Hermano Gil y póngase a cargar piedra como todos. Naturalmente que él desde ese momento aflojó el mandador y buscó su lata. Yo no me había dado cuenta que el M. S. MAESTRE nos estaba viendo muy reído.

La enseñanza que nos dio con aquello fue que EL. . ., así nos estaba probando, y que le agradó aquello de que todos trabajásemos, desde el más grande hasta el más pequeño, habiendo sido EL. . . el primero en haber tomado la iniciativa en el trabajo. La otra enseñanza que nos dió ese día fue la de que ya la era de Piscis terminaba para nosotros y con ella las fiestas dadas por la iglesia respecto a la crucifixión de Cristo. En cambio nos hizo conmemorar la Natividad de Jesús todos los años.

Aquí hay mucho que estudiar al respecto.

Por el H:. M:. SAT-ARHAT Dr.
José Manuel Estrada.

Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading