Boletín # 5 de la Mancomunidad de la América India Solar (M.A.I.S.)

Apreciados Amigos Espirituales, ¡PASH… IN LAK´EH…!

Estamos viviendo en todo el mundo el fin de un ciclo, no por el año 2020 del viejo calendario gregoriano, sino por la realidad planetaria de la parálisis de una civilización enferma. Y el inicio del 2º ciclo de la Edad del Acuarius este año 73, confirmado por la conjunción de Júpiter, regente de Piscis, y Saturno, coregente de Acuarius; cuyo regente, Urano, por ahora en retrogradación, pasará a avanzar en febrero, mes de Piscis del calendario astrológico, empezará a remover las caducas estructuras de esta vieja civilización de la Era pisceana, impulsando las profundas transformaciones propias de este amanecer de la Edad Acuariana. Preparémonos para surfear en las aguas agitadas de Piscis-Júpiter a causa de los vientos renovadores de Acuarius-Urano-Saturno.


La conjunción Saturno-Júpiter en el primer grado del signo del Aguador el 21.12.2020 somete el poder, Júpiter, a la Justicia, Saturno en su domicilio, donde manda junto con Urano, la Sabiduría. Grandes cambios en la orientación y modo de vida de los pueblos se aproximan, hacia la implantación definitiva de la Edad del Aguador Celeste, una vez que Urano
deje de retrogradar, a partir de febrero 2021. La nueva Humanidad ya en marcha, con una visión universal de la existencia integrada a la naturaleza y al cosmos, tomará la delantera.

Las llamadas de alerta recorren los continentes, la visión de un mundo diferente al actual se asoma en las mentes más avanzadas y en las nuevas generaciones que no se sienten atadas al pasado. La Era del Creer, Piscis, cede el paso a la Era del Saber, Acuarius. Amerikua, la América Ancestral, centro de la futura cultura, esperanza de la Humanidad, de corazones limpios y mentes lúcidas, está haciendo sentir su voz y su presencia, ya reconocida y aceptada en todo el mundo.

De todas partes llegan los civilizados al Amazonas, a Los Andes, al Norte, a sus pueblos autóctonos, en busca de salud, de orientación, del conocimiento verdadero que nos une a la naturaleza. Reconocen así que en su mundo no han encontrado salud, guía, sabiduría. Sean bienvenidos al gran continente libre de guerras mundiales, de contaminación física y moral, a recibir las semillas, herencia de un pasado hermoso, para que las siembren en su tierra.

Quienes trabajamos por implantar la Edad Acuariana, obreros y sembradores, hemos de estar a la altura de ese clamor de los pueblos y los seres. Es nuestra responsabilidad responder con ejemplos, acciones, enseñanzas de un saber aplicado a la existencia, no al cerebro.


“Permaneced en vela” pidió el Cristo a sus discípulos. Indicación que tiene vigencia hoy, en esta hora decisiva. Demos el paso adelante, como pioneros levantemos la antorcha del saber universal guiando a los pueblos a la tierra
prometida de la Edad de paz y armonía.

Vuestro Hermano y Servidor, D. Días Porta

Desde Los Andes, a 15º del mes del Arquero, Año 73 en Acuarius

“Son numerosos los seres dedicados a la búsqueda de la Verdad fuera de las
grandes religiones organizadas, sin que por eso se hayan adherido a las filosofías materialistas. Entre ellos se encuentran los pensadores que podemos calificar de ’Crísticos´; independientes o agrupados en pequeños movimientos, han aceptado los Mensajes de diversos Instructores. En lugar de limitarse a la aceptación de un Mesías, han venerado a todos los Grandes Maestros venidos en diferentes épocas con una Lección para la Humanidad. Esos ‘Crísticos’ de diversos nombres son los Adeptos de la Tradición Iniciática que ofrece su enseñanza ‘exotèricamente`o ‘esotéricamente’ según las épocas, y todo ello a través del canal de los Colegios de Sabiduría, las Escuelas de Misterios, los Santuarios, de los cuales han partido en todas las Eras esos Grandes Maestros llamados Avatares, Budas, Cristos, etc.” (Del P.P. XI: Iniciación Crística, pág. 17, por el M.S. Maestre S.R. de la Ferriére.)

LA HOJA SAGRADA DE COCA

Por Fernando Huanacuni Mamani, Comunidad Sariri, investigador aymara.

Cuenta la leyenda que abuelos y abuelas estaban reunidos en un lejano pueblo, en el Manqhapacha (mundo interior), para decidir qué podrían darles a sus hijos para ayudarlos, fortalecerlos, y que les permitieran comunicarse con los ancestros.

Entonces deciden enviar a una abuela de gran sabiduría llamada Inalmama; la abuela, convertida en semilla, debía ser llevada al Akapacha (dimensión de los seres humanos), para eso eligen a varios jóvenes, quienes en forma de tigres, jaguares, llamas, pumas, cóndores y serpientes emprenden el viaje.

Para iniciar su labor, los jóvenes sembradores debían esperar la señal del padre Sol; un día llegó la señal, los rayos solares alumbraron con mayor fuerza la cima de una montaña, denominada en aymara Coripata (montaña de oro); allí se realizó la ceremonia de inicio para la primera siembra de la hoja sagrada.

Cuando brotó la planta, el padre Sol le dijo a los del lugar: “Ésta es la hoja sagrada que les dará la fuerza y la inspiración de los ancestros; en estas hojas está depositada la energía de Pachamama, el ímpetu de Pachakama (padre cosmos), la sabiduría del Wayra Tata (abuelo viento), el fuego sagrado de Ninatata, la fluidez de la Kotamama (madre agua) y la fuerza de inicio del tata Illapa (abuelo rayo); esta hoja es medicina y alimento y les señalará el camino, abriéndoles todas las sendas posibles e imposibles; compartan la hoja sagrada entre ustedes, antes de hablar entren en el silencio profundo que permite la reflexión y la decisión desde el corazón”.

Para muchos pueblos originarios, dentro como fuera de Bolivia, la coca no solo es una planta, es una madre, una abuela sagrada, que nos acompaña en nuestras actividades en la comunidad y en las ceremonias, es la que guía nuestro caminar. Además de un poderoso alimento, es una hoja curativa para muchas afecciones, incluso aquellas tan graves como la diabetes.

Más allá de sus propiedades físicas ampliamente estudiadas y comprobadas, la hoja de coca para nosotros es un espíritu unificador. Cuando akhullicamos (introducimos coca en la boca) no sólo masticamos la coca, sino que empezamos un diálogo con ella a través de ese lenguaje sagrado interno que nos permite percibir y conectarnos directamente con el
espíritu de la hoja de coca (Inalmama).

Tenemos mucho respeto por ella por ser el vínculo de toda comunicación entre el ser humano y otras formas de existencia. Ella nos permite comprender el lenguaje de la Pacha (la vida). La mujer lleva la coca en su tari (tejido para guardar coca), y el varón en su ch’uspa.

La coca acompaña muchas actividades de la vida cotidiana, como el hilado, la siembra y la cosecha, actividades que requieren de mucho respeto y cariño, por lo que no se puede dejar de akhullicar para pedir el permiso y la ayuda necesarios.

Pero no sólo akhullican las personas, se hace akhullicar primero a la Pachamama antes de realizar cualquier actividad. Cuando nos reunimos para resolver algún problema de la comunidad, todos se sientan en círculo y al medio tiene que estar el tari con la coquita.

Antes de comenzar el diálogo se pide permiso al espíritu de la Inalmama para que nos permita conversar y comprendernos, hablar con sinceridad, con la asistencia de abuelos y abuelas y de todas las fuerzas. Al akhullicar entramos en un silencio profundo que nos permite reflexionar; la Coca Mama o Madre Coca nos permite tener armonía y equilibrio en cada acto, decisiones certeras y claridad en nuestro camino.

Y cuando no sabemos qué decisión tomar o qué camino seguir, en el tari sagrado echamos las hojas de coca al viento para que nos señale el camino a recorrer y tomar la decisión que corresponda según el diseño del tiempo. Porque los pueblos ancestrales no nos guiamos únicamente por la razón; además del corazón, sabemos que podemos preguntarle a la vida a través de las hojas de coca.

Por ello es tan importante la Inalmama en la vida de hombres y mujeres andinos, vallunos, del chaco e incluso de la amazonia. No caminamos solos, la hoja sagrada nos acompaña permanentemente, más aún, ella acompañó a nuestros abuelos desde el inicio de los tiempos y seguirá acompañando a nuestros hijos y nietos, porque ella es vida, y nuestra fuerza.

SOBRE EL COPAL

El copal no es un aroma cualquiera, se ha utilizado por siglos en diferentes culturas al considerar que purifica el ambiente. Se obtiene de la Bursera copallifera, un árbol que mide desde 4 hasta 30 metros, en náhuatl al árbol se le llama copalquáhuitl y a la ceniza copalli, crece en estados como Michoacán, Oaxaca y Chiapas… se han encontrado al menos 100 especies del árbol del copal a lo largo del continente americano, pero el 80 por ciento de estos se encuentran en México, de los que se extrae copal blanco, almárciga, copal santo, copal, copalillo… De los diversos tipos de copal también se extraen aceites aromáticos para inciensos y perfumes, así como maderas para artesanías.

SOBRE EL TEMAZCAL O INIPI

El Temazcal ha ayudado a tantos hombres de las Primeras Naciones a cambiar sus vidas de adictos a hombres sobrios, de violentos a amorosos, de enojados a humildes, de destructivos a tranquilos, de imprudentes a valientes, de tóxicos a honestos, de abatidos por los impactos del colonialismo a guerreros. “Un pueblo sin el conocimiento de su historia pasada, del origen y de la cultura es como un árbol sin raíces” (De las tradiciones autóctonas de Amerikua Norte).


EL SANTO GRIAL por el Anciano Maya don Félix Poot Chuk
https://www.youtube.com/watch?v=-
Q1tb_aJCVI&feature=youtu.be&fbclid=IwAR03LRE8RRokL7sLQ2FTr1kQCSvCYYKVJ_n4zl5476ZSEPcN9QUr_06Qytk


PERU, TESORO ESCONDIDO
https://www.netflix.com/watch/80217495?trackId=253100003&tctx=13%2C21%2C0551c800-
224c-4d0b-bea9-20c868984754-15127327%2Ce36d24ec-8835-4e13-96a8-
502464082c86_13420676X28X2243108X1597800406687%2Ce36d24ec-8835-4e13-96a8-502464082c86_ROOT%2C


Investigadores encuentran Ciudad Pirámide milenaria en el corazón de México: https://www.ancientcode.com/researchers-find-thousand-year-old-pyramid-city-in-the-heart-of-mexico/

LA TRINIDAD O TERNARIO

“En el Evangelio de San Juan, cap. 5, vers. 7, leemos: ‘…Dios dio testimonio a la Humanidad en el cielo por medio del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; y en la tierra por medio del espíritu, del agua y de la sangre…’ Observamos allí un cambio de palabras, pues a través de los estudios iniciáticos sabemos que el primer punto es VOLUNTAD, el 2º AMOR SABIDURIA, y el 3º INTELIGENCIA ACTIVA. … En la Biblia el punto 2º es el VERBO en el cielo, el cual tiene que ver con el agua en la Tierra. Porque el agua es la vibración primera en la verdadera manifestación, y la sangre humana estás formada de agua. El elemento agua es el primero donde tuvo origen el hombre. Entonces, el Verbo tuvo su origen en el 2º aspecto, y el hombre en la Tierra por medio del agua. 1º el Padre, origen de todas las cosas, la Voluntad. 2º el agua, primera manifestación de la vida animal; 3º la sangre, porque por su medio aparece la vida animal. Entonces, la Biblia está clara en su expresión. El Verbo representa la vibración – sin la vibración nada puede existir. El Espíritu Santo es la actividad de la Mente Cósmica a través de la vida humana. … (De “Enseñanza Viviente”, pág. 107, recopilación de mensajes y conferencias del S. Hermano Mayor Dr. J.M. Estrada).

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading