HACIA EL RETORNO DE LA CONCIENCIA CÓSMICA

Guía # 8 – Peldaño 6 en Camino a 21.12.2012

(Faltan 17 meses del Tzolkin = 17 peldaños)

Nawal (Día) 1 E, Uinal (Mes) Kumk´u, Año 5124

 

Queridos Amigos Espirituales,

                                         ¡PASH…   IN LAK´EH!

Sigamos avizorando  hacia el horizonte del nuevo tiempo que se acerca raudamente.  Ello nos obliga contemplar la herencia cultural del pasado y  su vigencia en el presente.  El presente de nuestros pueblos autóctonos y sus sabios guardianes, quienes mantienen viva esa herencia, ese fuego sagrado, a través de su idioma, costumbres, filosofía, arte y actitudes ante la existencia.

El futuro no se está improvisando ni inventando a cada rato, sino que se gesta y desarrolla a través de la continuidad de los tiempos.  La matriz del futuro es el pasado, y el presente es su parto constante; a cada momento están naciendo situaciones, acontecimientos y seres de acuerdo al gran programa evolutivo que rige la vida universal; y esos partos del hoy empujan hacia el crecimiento y desarrollo del futuro, que a su vez se enlaza al pasado…  “Nada nuevo hay bajo el sol…”

Para poder comprender la cosmovisión maya y su concepción del tiempo cíclico,  resulta útil la visión del tiempo y el espacio que nos transmite el Pop Wuj (Popol Vuh.)  Aunque hay polémica sobre la originalidad de ese texto (ver más abajo) lo que nos importa es que está avalado por los Ancianos Mayas, herederos del saber ancestral.

Hay varias versiones según las traducciones que se han hecho del mismo.  La más autorizada es la de don Adrián Inés Chávez, maya quiché, el primer maestro normalista indígena de Guatemala, quien retradujo ese escrito del maya colonial en que fue escrito, al maya antiguo, que él dominaba; lo intituló Pop Wuj (El Tejido del Tiempo) y no Popol Vuh, que es el término que se ha impuesto, y que él decía no significa nada en maya quiché; en esa versión aparecen significados que permanecían ocultos en las traducciones del maya colonial, y se corrigen errores por la adulteración y carencias del maya colonial respecto al saber antiguo; además tiene la autoridad de ser fruto de una investigación de muchos años hecha por un maya auténtico.

Una vertiente significativa de los procesos del tiempo para la cultura y la sociedad, es el retorno de Kukulkán o Quetzalcoatl, la aparición cíclica de Avatares, Mesías, Enviados del “Cielo.”

  “¿De dónde vienen esos Hombres escogidos por la Divinidad, por esas Leyes por las cuales existe todo cuanto vemos y palpamos, entre tantos seres humanos, para guiarlos en su evolución espiritual?  Vienen de dentro de la Mente Cósmica, que está en todas partes, también en lo más interno del ser humano.  De allí vienen los Mesías, no son de aquí ni de allá. ¡No! Vienen de adentro.  Cuando  se está preparado en estos estudios, entonces se comprende que sí puede venir el Mesías para estos tiempos anunciados con dos mil años de anticipación.  Y el que aparezca recibirá las agresiones de la ignorancia, pero ¡tiene que aparecer!    No todos los humanos son ignorantes, hay quienes se preparan para reconocer al Hombre entre los hombres.  Y yo he sido uno de ellos…” 

Así afirmaba nuestro Venerable Hermano Mayor, el Maestro J. M. Estrada (1900-1982), a quien le tocó reconocer y recibir al Instructor y Mensajero de la Edad del Acuarius, Maestro de Maestros, S.R. de la F. (1916-1962), y llegó a ser su primer y principal Discípulo.  Cuando, a mediados del siglo pasado, las gentes, perdida toda esperanza, esperaban la tercera guerra, la guerra atómica, como un fin de mundo, uno de esos tantos que anuncian los falsos profetas, se manifestó ese rayo de luz en las Américas, centro de la futura civilización, la civilización planetaria, la Humanidad como una sola familia.

La concepción autóctona amerikuana sobre esa manifestación de la luz espiritual, es diferente a la cristiana e hinduista.  Es un tema importante para el acontecimiento de diciembre, que trataremos en la próxima Guía, # 9.

Diversas Tradiciones coinciden en cuanto a la trascendencia de ese año para la historia contemporánea.  Todos los indicios suponen la clausura de un largo período de contradicciones y la apertura de un nuevo ciclo favorable al bienestar humano y para la naturaleza.  Citamos más adelante el calendario chino, la postura de un cabalista y el don predictivo del Tarot.

Inicio del año nuevo maya 5127 es celebrado en Guatemala

Con vigilias y ceremonias espirituales públicas en diferentes centros ceremoniales sagrados, los indígenas guatemaltecos descendientes de la milenaria cultura maya celebran hoy (febrero 1º) el inicio del año nuevo 5127, el cual se rige por medio del Ab’ o calendario solar maya.

“Por la paz, por la armonía, por la unidad de los pueblos”, los sacerdotes y líderes espirituales mayas oraron y danzaron alrededor del fuego, se situaron en los cuatro puntos cardinales e invocaron a los dioses para “que el nuevo amanecer sea mejor”. 

Aunque la festividad se celebra en decenas de centros espirituales considerados por los indígenas como sagrados, la actividad principal, en la que participaron representantes del Gobierno y líderes de las principales comunidades indígenas se realizó en el centro ceremonial Kaminal Juyú, en el oeste de la capital guatemalteca. 

Con estas ceremonias concluye el “Wayeb'”, un período de “ajuste” que inició hace cinco días, durante el cual los mayas reflexionaron sobre los hechos ocurridos en el año 5126, y definieron las metas y acciones para el nuevo año. 

El 5127, según la cosmovisión maya, será un año de “cambio y esperanza” el cual estará regido por el cargador Kab’lajuj E, el cual representa “cambio de autoridad” en el tiempo, el camino y el destino de los pueblos.

Los indígenas guatemaltecos, descendientes directos de la cultura maya, representan el 42% de los 14,4 millones de guatemaltecos, y en su mayoría forman parte del 52% de los pobres del país. 

En las últimas dos décadas los indígenas han recuperado expresiones culturales, como ésta, las que debido a la represión militar vivida durante la guerra interna de 36 años (1960-1996), corrió peligro de desaparecer. 

El Ab’, considerado como uno de los más exactos y sofisticados mecanismos de medición del tiempo que ha conocido la humanidad, al igual que el calendario gregoriano contempla un período de 365 días, pero con la diferencia de que se divide en 18 meses de 20 días cada uno, más un período de 5 días denominado “Wayeb'”. 

El calendario maya es calculado por medio de los ciclos de lluvias, las épocas de siembra y el cultivo del maíz, alimento en que los mayas basaron su dieta, así como los períodos de caza y pesca.

Cada nueve meses, el mismo tiempo que el feto permanece en el vientre materno, para los mayas termina un año y empieza otro.  Hoy es el principio de uno de esos ciclos, fecha que en Cuyotengango, Suchitepéquez, se festejó con un ritual maya, liberaciones de cargas negativas, encuentro con espíritus y plegarias para recibir bendiciones.  El Año Nuevo maya empezó ayer a las 0:00 horas y terminará el 30 de octubre.

Eventos a realizar por el pueblo y Ancianos Mayas en Guatemala durante 2012, ver en www.2012guatemala.com

 

Confío que todos los que participan en este Trabajo de la Tradición Maya por la Humanidad del futuro, estén practicando las instrucciones transmitidas y estudiando el Calendario Maya.

Hemos entrado desde diciembre 21 en el quinto año de preparación con base en los Elementos, este último año corresponde al quinto, la Quintaesencia, el Éter, el Elemento Espiritual.  Para esta actividad, revisar el trabajo con los 4 Elementos naturales.  Más estudios al respecto se transmitirán luego.  Se debe cultivar la espiritualidad en todas las situaciones y experiencias, a cada instante, y la conexión con el cosmos, contemplando las noches estrelladas y meditando al aire libre en esas noches cuando la luz de las estrellas nos traen mensajes y energías que fortalecen nuestro Sendero.

Hemos entrado en una etapa cuando valen más las acciones que las palabras y las teorías.  La Edad de Acuarius nos brinda un dinamismo espiritual y cultural muy intenso, que nos lleva a practicar una espiritualidad social, aplicada a la sociedad donde vivimos, y no el misticismo personal propio de la pasada Era de Piscis, lo cual nos aleja del mundo que nos rodea, que es tan sagrado como los mundos en otras dimensiones.  Lo más sublime que puede haber en esas realidades lo tenemos a nuestro alcance: la Omnipresencia y la Omnipotencia Divinas…

         ¡PASH…   AL LAK´EN…!

Soberana Orden Solar de Chichén Itzá

Lcdo. en Educación,  Domingo Días Porta

7º  Acuarius, Año LXIV Edad del Acuarius

(Gran  Valle  de  Chara,  Venezuela,  Enero 28, 2012)

Nota:
El Contenido Completo ( imágenes, citas, entre otros) se encuentran  disponible en formato PDF.
Por Favor Descargue el archivo si desea el contenido extendido.

DESCARGAR

[wpdm_file id=9]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading