Carta del Mes de Leo, Año 67 de la Era (julio-agosto 2014)

a nuestros Participantes en la Orden

PASH…   IN LAK´EH…

Queridos Amigos Espirituales, Compañeros en el Sendero Sagrado,

Con todo aprecio les expongo las siguientes consideraciones en torno a nuestro cometido ante la sociedad, a fin de delinear mejor los principios que nos guían:

Finalidad de la Presencia del Avatar:Fundación e implantación de la Era del Acuarius en la sociedad.

La Meta que él indica para lograrlo: la Reeducación de la Humanidad.

Nuestra principal tarea como sus discípulos: contribuir a echar las bases culturales y espirituales de la futura civilización.                     1º en nosotros mismos, 2º en la sociedad

Siendo discípulos del Maestre S. R. de la Ferriére, Alto Mensajero de la Era del Acuarius, a quien reconocemos como el Avatar esperado y anunciado por las profecías antiguas, nos corresponde participar y contribuir a esa finalidad y meta; primero preparándonos para vivir según las sabias Enseñanzas de la Tradición Iniciática Universal; y luego, compartiendo en el medio social la aplicación práctica de esa sabiduría. La Reeducación de la Humanidad no se limita a enseñar disciplinas elementales, implica sobre todo el exponer la visión del modo de vida, en todos los órdenes, que trae la Era del Acuarius.

Los objetivos inmediatos para lograr esa tarea, en orden de prioridades, son: la alquimia interna del discípulo; las familias; las nuevas generaciones; las parejas; las personalidades; las instituciones; los medios de comunicación.

No basta con seguir reuniéndonos en pequeños grupos, lo cual debe ser solo para organizarnos y tomar iniciativas, sino que nos corresponde abrirnos a la sociedad en sus diferentes ambientes, dirigiéndonos progresivamente, según nuestros recursos y capacidad real de acción, a los siguientes ambientes:

  1. Las familias, para presentar los rasgos de una célula familiar armoniosa y sana, y orientar al respecto.
  2. Los niños, adolescentes y jóvenes, para impartirles actividades creativas y recreativas sanas y adecuadas a su etapa de desarrollo.
  3. Las parejas, para una orientación sobre la convivencia armoniosa de acuerdo a los lineamientos del amor desde un ángulo espiritual.
  4. Los profesionales, educadores, funcionarios de gobierno, responsables de empresas, para exponerles la visión de la futura sociedad adonde nos conducen las actuales crisis de transición a la Edad Acuariana, para que orienten sus tareas en esa dirección.
  5. Las instituciones públicas y privadas, culturales, educativas, científicas, de servicio social y de salud, hospitalarias, empresariales en industria y comercio, políticas, militares, sindicales, judiciales.
  6. Los medios de comunicación: prensa, radio, tv, etc., para dar a conocer nuestros programas dirigidos a la sociedad, y los fundamentos espirituales y filosóficos que nos guían.

Se trata de llevar a la sociedad el Mensaje de la Era del Acuarius, como lo presenta el Maestre de la Ferriére, adaptado a cada uno de esos ambientes, con enseñanzas prácticas, aplicables a la vida actual, y con la visión de la futura civilización.

La Alquimia para la preparación del discípulo: métodos personales para su maestría interior, y su entrenamiento como instructor y misionero de la Era del Acuarius, de la futura civilización, no de una institución o grupo.

Para esas tareas necesitamos una preparación sólida, trascendiendo los hábitos corrientes para cultivar una dinámica espiritual propia de estos tiempos de transición hacia la futura civilización. Ello incluye las disciplinas básicas, pero sin quedarnos allí, se necesita estudiar temas afines, de sociología, psicología, cultura, pedagogía, etc., aplicándoles las orientaciones de la Tradición Iniciática, actualizadas para la Era del Acuarius.

Una enseñanza genuina para la mentalidad actual que busca lo práctico y útil,   en lo general y en lo particular, facilitando la transformación del modo de vida materialista en un arte de vivir; en cambio, las teorías, creencias y conceptos no aplicables en ese sentido, no nos corresponden, se los dejamos a otras escuelas.

Nuestra Soberana Orden Solar de Chichán Itzaab es, esencialmente, un colegio de formación de Instructores de la Nueva Era, de acuerdo al Sendero Iniciático transmitido por los Grandes Maestros de la Humanidad a pueblos y discípulos a través de los tiempos.Esa formación es la única tarea de la Orden.

La Soberana Orden se constituye así en colegio de formación de Instructores, Pedagogos, de la Era Acuariana, impartiendo las vivencias del Sendero Iniciático, reavivado periódicamente por los Grandes Maestros y Guías de la Humanidad. Esa Llama sagrada nunca se ha apagado… El Sendero Real conduce al discípulo a su Auto-Realización, Iluminación, felicidad, salud y bienestar, como ejemplo y factor positivo de transformación social y de orientación para todos. Los brazos de un maestro son sus discípulos.

Por eso la Orden necesita preparar intensivamente a quienes van a dirigir nuestros Centros de Trabajo Iniciático en cada ciudad y país.

Temas centrales a impartir en el Colegio Iniciático Universal:

1) El M. S. Maestre S. R. de la Ferriére como Avatar de la Era del Acuarius. Significado y Misión de los Avatares a través de la historia.

2) A.U.M., M.A.I.S. y S.O.S.X.I., no como un fin sino como un medio: herramientas educativas, centros experimentales para entrenar a los discípulos, no instituciones aisladas. S.O.S.X.I. es una orden de órdenes, en comunicación e intercambio con otras órdenes para trabajar mancomunadamente en bien de la humanidad.

3) El estudio y aplicación de las enseñanzas presentadas en las obras y escritos del Maestre de la Ferriére, complementadas con las orientaciones del S. Hermano Mayor Maestre J. M. Estrada, y con los evangelios o escritos de los Grandes Maestros de la Humanidad, herencia sagrada de todas las épocas.

4) Las Tradiciones Sagradas de Amerikua como continente destinado a ser la sede central de la Edad Acuariana.

Todo actualizado, aplicado a estos nuevos tiempos, no copiando el pasado sino creando el futuro. Como lo hicieron los visionarios de las civilizaciones anteriores.

Nos centramos así en el planteamiento de fondo que nos presenta el Maestre SRF con su ejemplo viviente y con sus escritos que son una guía valiosa para sus discípulos. Planteamiento que todavía espera un estudio profundo en nuestra Orden, así como lo que él representa en verdad para la Humanidad; su imagen no debe tomarse en sentido devocional, que no corresponde a su elevado linaje; muchos solo conocen de él sus obras escritas, lo ven como un escritor y no como el Instructor Mundial para la Era del Acuarius, pues no se les ha transmitido lo que son las vivencias de un Avatar; sus obras generalmente no han sido estudiadas a profundidad, muchos las leen por encima o en forma incompleta, sin saber extraer las aplicaciones prácticas para vivirlas realmente en el Sendero de la Alta Iniciación; otros las conocen solo de oídas, por terceras personas.

Confiamos que en el futuro generaciones más lúcidas asimilarán mejor su Mensaje y lograrán aplicarlo. Por ahora, tendremos que conformarnos, al parecer, en seguir dando los pasos iniciales hacia la implantación del espíritu de la nueva civilización acuariana. Para una formación intensiva y sólida han faltado recursos, personal capacitado y más motivación y dedicación en quienes van al frente de nuestra misión, por la responsabilidad que implica el haber recibido Grados Iniciáticos en reconocimiento a su elevación de conciencia.

Necesitamos, con realismo, ajustar nuestro radio de acción de acuerdo a nuestras posibilidades actuales, tomando en consideración los siguientes puntos:

ü   La riqueza de la Orden consiste en el material humano, o sea, el discipulado, no en bienes materiales. Por ello es necesario mejorar la calidad humana.

ü   Los discípulos han de ser preparados más intensivamente, no solo en cuanto a las disciplinas y métodos de superación, sino respecto a los aspectos culturales, de relaciones humanas, de comunicación y exposición de ideas y enseñanzas, y a las consideraciones expuestas arriba.

ü   No estando en capacidad de una labor social intensiva, las ideas expuestas deben aplicarse al entrenamiento discipular, o sea, en escala pequeña, en forma experimental, y con el apoyo de especialistas en cada   área.

ü   Darle más énfasis al estudio de las Obras del Maestre, pues lo que nos distingue de otros radica en que cultivamos el espíritu que trae la Era del Acuarius, diferente al de tiempos pasados, en base a las claves que imparte el Maestre sobre la Era y sobre el Sendero Iniciático. Esas obras son como una materia prima que debemos elaborar para convertirlas en cátedras de estudios avanzados, con un programa pedagógico a nivel académico que conduzca a la realización de la Verdad.

ü   Urge comprender que una formación de calidad en los discípulos depende del Participante de mayor Grado en cada grupo nuestro. No es suficiente la imagen, el nombre y las enseñanzas escritas del Maestre SRF, del Hermano Mayor JME, como no lo han sido los del Cristo, Buda, etc., en la sociedad actual; ellos permanecen lejanos, ausentes de la realidad en que vivimos; la gente depende de quienes hoy afirman representar a los Maestros, tratando de impartir el espíritu de sus enseñanzas.

ü   Las instrucciones escritas de los Maestros pueden ayudar, pero no bastan, se necesita un conductor preparado al frente de cada grupo, que sepa orientar y motivar, que se ganen el respeto y aprecio, que no defrauden a quienes les rodean. El libro no sustituye al Maestro sino que es su auxiliar didáctico.

ü   Quienes entran a un sendero de superación espiritual, buscan un maestro, quieren ejemplos, enseñanzas vivientes, no simples teorías ni organizaciones o sectas por bonitos que sean sus nombres y atractivas sus ofertas.

ü   La belleza y efectividad de un grupo espiritual radica en que sus dirigentes sean capaces de mantener viva la Presencia de su Maestro original, sin deformaciones ni intereses egoístas. Sin ese requisito, un grupo decae o se estanca.

ü   Quienes crean que no se puede hacer nada, o que solo se puede actuar de una manera mediocre, los escépticos, los pasivos, no deben tener cargos directivos. Los cargos son para quienes saben que sí se puede hacer y con calidad, que tengan convicción, entusiasmo, fe en la acción dirigida hacia un futuro mejor, a pesar de los obstáculos. Hay que renovar el dinamismo y la creatividad, el fuego interno, que nos empujan a lograr los objetivos propuestos.

Seguiremos ahondando en esta temática central del Trabajo de nuestra Orden y sus Participantes en las siguientes cartas. Esperamos vuestros comentarios, sugerencias y consultas.

Que el Corazón del Cielo guíe e ilumine vuestros pasos en el Sendero Iniciático.

PASH…   AL LAK´EN…

El Guía y Custodio de la Orden y de la T.I.U., T.A-O D. Días Porta

San Diego, California, E.E.UU., julio 2014

Observación complementaria: aquí, para promover nuestras actividades en estos días, se ha impreso un tríptico donde aparecen las fotografías de nuestros Maestres y Maestros (excluyeron al Maestro Manuel Rufino) sin sus esposas, contrariando lo que he indicado. ¿Por qué tanta resistencia a respetar los cánones? Se procede así como en los viejos tiempos del patriarcado o machismo, cuando la mujer era relegada a un segundo plano. Pero, queridos hermanos y hermanas, estamos en la Era del Acuarius, cuyo signo son dos ondas paralelas que se mueven en las misma dirección, Era del Equilibrio, cuya imagen es el Aguador y la Aguadora Celestes; cuando vamos a restablecer el equilibrio, ni patriarcado ni matriarcado. El Maestre de la Ferriére fue el primero en dar el ejemplo al venir a América junto con su esposa; nuestro Venerable Hermano Mayor J. Manuel Estrada viajaba con su esposa, este servidor sigue ese mandato. Es como un retorno a la armonía original, al Edén espiritual, Adán y Eva, Ida y Píngala para alcanzar el Sushumna. Es la única vía para lograr la Realización de la Verdad Universal. La Mujer debe ser restablecida en su alto sitial, que ocupará dignamente en la Era del Acuarius. Así que pido que se corrijan esas dos faltas. La misma corrección en la decoración del C.I.U.: Krishna con Rada, Cristo y la Virgen, Buda y la Tara, el Dalai Lama y una alta Lama, y los nuestros con las nuestras… Así en las 2 columnas del Ceremonial Cósmico. La Era del Acuarius y su regente Urano traen una revolución profunda en todos los órdenes, no cambios cosméticos, de simples apariencias; sus Mensajeros debemos ser revolucionarios, no conservadores atados al pasado, al ejemplo de Cristo, Buda, el Profeta Mahoma, Moisés, Quetzalcoatl, y sus contrapartes femeninas. Lenguaje de la VerDad…

Así en la Tierra

Como en el Cielo…

Descargar el contenido en formato PDF click aqui

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading