La Puerta del Sol en el solsticio, en Tierra Maya (Yucatán, México):

LA_PUERTA_SOLAR_solsticio

Solsticio de Verano al Norte, y de Invierno al Sur, fecha iniciática que corresponde al 5o. Grado de Iniciación Real.  Significa que el Candidato en ese Grado ha alcanzado un estado de conciencia espiritual que trasciende los 4 Elementos naturales para vibrar con el 5o. Elemento o plano etérico.  

Ese Grado se denomina Sat-Chellah (Discípulo Sagrado) en sánscrito, y Ajkamal Ta´an en maya (Discípulo Consagrado); regido por Mercurio, corresponde al 5o. Chakra.  Representa un paso más en el Sendero de Liberación en el ascenso hacia la Cumbre o 7o. Grado: Sat-Gurú, Maestro de Maestros, el Liberado.  

Mientras no se llegue a ese estado de plenitud, hay que permanecer muy alerta y Prudente, pues durante el Camino siempre hay el riesgo de caer nuevamente en las redes kármicas del Samsara o rueda de reencarnaciones en la sombra del sufrimiento. 

Las virtudes humanas son frágiles, hay que ser centinela de sí mismo para no ilusionarse con el mundo de las apariencias, sus cantos de sirena y sus voces de desaliento; y las danzas seductoras del mundo de las formas, que esclavizan.  Manteniendo en alto constantemente la fe y la alegría de vivir.  A mayor altura mayor humildad, nos enseñaba el Venerable Hermano Mayor, Sat-Gurú J. M. Estrada.

 PASH… T.A-O Domingo Días Porta                                     

 Entrevista de Radio con El Maestro Domingo:

 

El verano que viene será uno de los más largos de los últimos siglos, con una duración de 93 días y 15 horas

Increíble animación: así gira la tierra en el solsticio de verano
solsticio-tierra--644x362

El científico de la Universidad de Bremen, Maximiliano Reuter, ha sido capaz de introducir en una imagen tomada por satélite una increible animación. En ella se puede ver como la tierra gira en el solsticio de verano.

Este sábado 21 de junio a las 12:51 hora peninsular llega el verano astronómico. Según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), este estío será uno de los más largos de todos los tiempos, con una duración de 93 días y 15 horas, hasta la llegada del otoño el 23 de septiembre.

Desde el punto de vista astronómico, en los cielos matutinos del verano de 2014 se verán los planetas Marte y Saturno tras la puesta de Sol, estos dos planetas se irán acercando el uno al otro en el cielo hasta alcanzar el 27 de agosto una distancia mínima de aproximadamente 4 grados. Venus se verá antes del amanecer y a mediados de la estación se le unirá Júpiter, los dos planetas alcanzarán el 18 de agosto una distancia mínima relativa de menos de 1 grado.

La tradicional lluvia de estrellas de las Perseidas sucederá hacia el 12 de agosto y su observación este año no será favorable por coincidir con la Luna en fase cercana a la luna llena. Por otra parte, no habrá ningún eclipse de Sol o Luna durante esta estación. Aunque difícil de predecir, la actividad magnética solar durante el verano será probablemente alta, dada la proximidad del máximo solar previsto para abril de 2014.

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en los que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol. En verano, esta posición se da en el punto de la eclíptica en el que el Sol alcanza su posición más boreal. Así, el día que esto ocurre, el Sol alcanza su máxima declinación norte, que son 23º y 17′ y durante varios días su altura máxima al mediodía no cambia. A esta circunstancia se le llama solsticio (sol quieto) de verano. Justo en este instante en el hemisferio sur se inicia el invierno.

El día del solsticio de verano es el de mayor duración del año y, en torno a esta fecha se encuentra el día en el que el Sol sale más pronto y el que se pone más tarde.

En esta época se da la circunstancia (no relacionada con las estaciones) del día del Afelio, es decir el día en el que el Sol y la Tierra están más alejados entre sí a lo largo del año. Esto es lo que provoca que la Tierra se mueva más lentamente a lo largo de su órbita elíptica durante el verano (según la conocida como tercera ley de Kepler) y por lo tanto la duración de esta estación sea mayor.

Los solsticios (del latín solstitium (sol sistere), “Sol quieto”) son los momentos del año en los que el Sol alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo, y la duración del día o de la noche son las máximas del año, respectivamente. Astronómicamente, los solsticios son los momentos en los que el Sol alcanza la máxima declinación norte (+23º 27’) o sur (−23º 27’) con respecto al ecuador terrestre.

En el solsticio de verano del hemisferio Norte el Sol alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Cáncer y en el solsticio de invierno alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Capricornio. Ocurre dos veces por año: el 20 o el 21 de junio y el 21 o el 22 de diciembre de cada año.

A lo largo del año la posición del Sol vista desde la Tierra se mueve hacia el Norte y hacia el Sur. La existencia de los solsticios está provocada por la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita.

En los días de solsticio, la duración del día y la altitud del Sol al mediodía son máximas (en el solsticio de verano) y mínimas (en el solsticio de invierno) comparadas con cualquier otro día del año. En la mayoría de las culturas antiguas se celebraban festivales conmemorativos de los solsticios.

En zonas templadas, las fechas de los solsticios son idénticas a las del paso astronómico de la primavera al verano y del otoño al invierno. Las fechas del solsticio de invierno y del solsticio de verano están invertidas en ambos hemisferios.

Solsticio es un término astronómico relacionado con la posición del Sol en el ecuador celeste.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading