TU UNICA REALIDAD ES LA QUE ESTAS VIVIENDO.

AQUÍ Y HOY.

EL RESTO ES FANTASIA.

 

Mensajes al Servicio de la Cultura,  para descargar el mensaje por favor haga click en:

[wpdm_file id=37]

Si te cultivas, te preparas para vivir la realidad a un nivel más elevado.  Si te descuidas… ya sabes…  Pero siempre estarás sujeto a la realidad.  Siempre en el hoy, más que en el presente.  Inevitablemente. En cualquier época, en cualquier lugar. En todos los mundos.

Y la percepción de la realidad a un nivel más elevado depende de tu capacidad de percibir la sabiduría, la belleza y el amor que irradia el mundo donde vives.  Esa capacidad a la vez depende de tu voluntad de superación, de vencerte a ti mismo, a la rutina,  la pereza,  las ataduras a un mundo convencional.

Cambiando tú ayudas a cambiar a los demás.  De lo contrario, no puedes exigir a otros lo que eres incapaz de ofrecer.

Un mundo mejor, más hermoso, depende de la calidad de vida de sus habitantes.  Calidad que puede lograrse si hay promotores que den el ejemplo, que enseñen con sus actos, palabras y conocimientos. La sociedad cambiará con las herramientas de la paz.  No con las armas de la violencia.

La realidad es relativa. Tiene muchos niveles y facetas.  Cada quien se ubica en el nivel que corresponde a su  grado evolutivo de conciencia.  Cada especie en la Naturaleza percibe una  realidad diferente. No tenemos la exclusividad.  No somos “reyes de la Creación” sino unos de tantos súbditos.

De la realidad pasajera de esta  vida pasaremos a otra igualmente pasajera: la mal llamada “muerte” o cambio de vida, puente a otra realidad distinta, como si cambiásemos de especie, del animal racional a otra más sutil.  Como el gusano cuando se convierte en mariposa.

La realidad no es más que un telón de fondo, dijo un literato inglés.  Y sobre ese telón, sobre ese escenario, se desenvuelve eso que llamamos la vida.  Cada quien desempeñando el papel que le corresponde, o mejor dicho, los papeles, pues son muchos: podemos ser a la vez padre e hijo, tío y sobrino, empleado y gerente, educador y estudiante, etc.

Llegamos a la conclusión de los sabios antiguos: TODO ES MENTE.  EL UNIVERSO ES MENTAL.

Y la mente es realidad, no fantasía.

La fantasía es una forma de evadirse de la realidad, pero nunca podrá substituirla.

“He reducido el mundo a mi jardín y ahora veo la intensidad de todo lo que existe.” (Ortega y Gasset.)

“El Universo y todo lo que  contiene es una creación mental del Todo. La mente infinita del Todo es la matriz del Cosmos”.   (El Kybalión.)

«Transmutación mental» es el arte de transformar  los estados, cualidades, formas, condiciones de la mente, en otros más lúcidos. Es como una química  mental.

¿Qué es la vida sino el destello de una luciérnaga  sobre el telón de la noche? Es como un rayo de sol que corre entre la hierba y se desvanece al atardecer.” (Crowfoot, Anciano espiritual de Amerikua Norte.)

Vendrán otros amaneceres y atardeceres sin fin. Incesantemente.  Eternidad y temporalidad van de la mano siempre. Infinito y finito. Todo anverso tiene su reverso. Todo en el Universo es un matrimonio indisoluble. No hay divorcio posible en la perennidad de la existencia Aún vida y “muerte”. (T.A-O D. Días Porta)       www.amasenda.com www.academiadelsaberancestral.com

¿EN QUE SE DIFERENCIAN REALIDAD Y FANTASIA?

La fantasía nos aleja de la realidad.

La realidad inspira a la fantasía.

“La vida está tejida con el mismo material del que están hechos los sueños”, alegó Shakespeare.

Tal vez sería mejor decir que los sueños están compuestos con materiales tomados de la realidad.  Distorsionados o combinados de manera irreal, pueden inspirar, despejar la mente.  Están hechos de esa combinación de fantasía y realidad.  Aquella se alimenta de ésta.

La fantasía puede ser un camino hacia la realidad si la analizamos.

Nuestra Tierra está llena de maravillas ignoradas, de enigmas que parecen fantasías, pero son más bien una realidad ignorada, desconocida.  Y el Universo, mucho más aún.

Más que de la fantasía, debiéramos hablar de la imaginación, esa facultad creativa de la mente.  Que ayuda a transformar la realidad, o llevarla a un nivel más pleno y estimulante.

Un científico sin imaginación solo sería un técnico de laboratorio en tareas de rutina.  Y con imaginación, empuja las fronteras de la ciencia hacia nuevas perspectivas.  Igual diríamos del artista, del religioso, del filósofo.  O rutina o creatividad.  (T.A-O D. Días Porta)

La alquimia interna


La alquimia interna es una forma de cultivo interior que conduce a la trascendencia; emplea el lenguaje de la alquimia operativa para describir las sucesivas fases del trabajo. Su meta es  la reunificación de las energías corporales. Ha sido el principal método de cultivo interior en el Taoísmo durante más de mil años. Sin embargo, su propia tradición escrita es explícita al advertir que los secretos más importantes nunca se revelan en los textos, sino que dependen de la tradición oral y deben aprenderse directamente de un maestro iluminado.

La ciencia actual es incompleta, unilateral, al contemplar la realidad desde el ángulo físico, dejando de lado sus aspectos más sutiles.  ¿Cómo definiría la ciencia el pensamiento o los sentimientos, los afectos, el instinto, el equilibrio mental, la locura, etc.? se pregunta el Maestre de la Ferriére en su III Mensaje, 2ª Parte, cap. 2.  Y expone él:

“Una ciencia es incompleta cuando no puede hablar de una Matesis:  unión del plano físico o Tesis, del punto de vista metafísico (Antítesis) y del aspecto Matemático en su verdadero sentido (Síntesis.)  Estudiar solo una parte de este conjunto es considerar el mundo a través del hombre, ignorando la naturaleza.  Efectivamente, existen tres planos que son inseparables:  El Mundo Arquetípico o Divino, el Macrocosmo que corresponde a la Naturaleza, y el Microcosmo que corresponde al Hombre.

“Estos tres principios constituyen el Universo.  Pero a partir de allí nos encontramos limitados en nuestras explicaciones por la pobreza de las palabras, y aprisionados por la incompetencia en determinar claramente el Principio Único.”

“Afirma R. Flud (siglo XVI): El Hombre forma por sí solo un mundo llamado Microcosmo, porque ofrece en pequeño todas las partes del Universo: la cabeza corresponde al Empíreo, el pecho al Cielo etéreo (parte media) y el vientre simboliza la región elemental.”

Cierto,  entender la Realidad en ese sentido profundo, verdadero, más allá de  conceptos comunes y de teorías sofisticadas que no encajan en todos los lados de esa multifacética Realidad, requiere un vocabulario especial en mentes preparadas.  Vocabulario y lenguaje ausentes de los tecnicismos de ciencias especializadas, de religiones incompletas, de filósofos que crean sus propias doctrinas personales.  Un vocabulario que podemos encontrar en idiomas antiguos, ancestrales, hoy en desuso ante el imperio  materialista dominante para desgracia de los pueblos.

(T.A-O D. Días Porta)

Mensajes al Servicio de la Cultura,  para descargar el mensaje por favor haga click en:

[wpdm_file id=37]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading