HACIA EL RETORNO DE LA CONCIENCIA CÓSMICA

Guía # 12 – Peldaño 9 en Camino a 21.12.2012

 

Queridos Amigos Espirituales,

¡PASH…   IN LAK´EH…!

Yo os digo, que de la misma manera que levantáis vuestras manos hacia el cielo, y buscáis aquello que no es revelado, de la misma manera debéis levantar vuestra voz en alabanzas al Principio Generador de la Vida Universal.  Oremos:

A Ti,  Fuente Divina, Eterna, Infinita, Omnipotente, damos nuestro entendimiento en este oratorio santificado  para que sea exhortado con Tu Sapiencia maravillosa y sagrada que abruma la comprensión de los hombres y los confunde por su perfección sublime.   Invocamos Tu Presencia consciente, aquí, esta noche, para que reconozcamos los secretos de la naturaleza y las leyes del Universo.  Te alabamos, Te adoramos, Luz, Vida, Amor, Verdad, Poder y Bondad Perpetua, Hunab Kú, Único Dador del Movimiento y la Medida. ¡Cromaat!

Los Mutantes, principios arquetípicos, están llegando profusamente a la Tierra.  Dos causas lo explican: 1)  la investigación científica sobre las galaxias, metagalaxias,[1] y cúmulos de galaxias y supercúmulos de cúmulos, pone en contacto la mente colectiva de la Humanidad con nuevos niveles del cosmos, infinito para nosotros; 2) el interés mundial por el Anuncio Maya 2012, hace que miles de millones de inteligencias humanas concentradas hacia esa fecha, crean una zona sensible en el tiempo-espacio terrestre para que algo ocurra, atrayendo energías poderosas desde el Cosmos que mueven las leyes evolutivas en la vida terrestre.

Los Mutantes son energías sutiles de la mente cósmica que se mueven en la esfera de la 5ª dimensión del universo para provocar periódicamente transformaciones profundas en las manifestaciones de vida, de acuerdo al ordenamiento del Tiempo-Espacio, aunque siempre están presentes pero en menor proporción..  En el caso del corpúsculo Tierra provoca, por ejemplo, la sucesión de Eras geológicas, aparición y extinción de especies, cambios en códigos genéticos, surgimiento y muerte de civilizaciones, incluso transmutaciones profundas en el ser humano[2], etc.  En el caso del universo, por ejemplo, el nacimiento y muerte de estrellas, de sistemas solares, de galaxias y otros procesos evolutivos de la vida cósmica, que la Astronomía recién empieza a investigar.  Los Mutantes son parte del mecanismo progresivo de la creatividad universal, tanto en el macrocosmos como en el microcosmos.  Su presencia ya se observa en la Tierra desde hace años a través de los cambios que vienen ocurriendo en la naturaleza y en la sociedad.

Sobre la afirmación de que la investigación científica ponga en contacto la mente humana con nuevos niveles o posibilidades evolutivas, es evidente que, por ejemplo, un descubrimiento o invento empieza a influir en la sociedad a partir del momento en que el mismo se logra.  El cine, la TV, la aviación, influyen a partir de la fecha en que se lograron esos inventos.  Empleando la misma lógica, podemos afirmar que un planeta empieza a influir desde la época en que se lo descubre, como es el caso de Urano, Neptuno y Plutón: antes la Astronomía y la Astrología no los tomaban en cuenta, ahora sí.  Por extensión, las nuevas investigaciones astronómicas atraen nuevas energías e influencias sobre la sociedad y el planeta.

En cuanto al interés mundial por el Anuncio Maya, aunque la fecha de diciembre 21, 2012 esté mal calculada, sin embargo, el simple hecho de que la mente colectiva de la Humanidad esté enfocada hacia ese día, indudablemente crea ese punto sensitivo en el tiempo, que se ha de manifestar en un espacio hasta ahora desconocido: ¿Machu Picchu, Chihén Itzá, Teotihuakan, Tikal…?  Como la luz que descendió hace dos mil años en Belén, y por eso se la llamó “Estrella de Belén” alegóricamente.  En esta próxima navidad, que recuerda a la de hace dos mil años, ¿cuál será el sitio predestinado para recibir esa alta jerarquía?

Por cierto, el nerviosismo por esa fecha del cómputo maya del calendario de la Cuenta Larga no es de los mayas o mayenses, ni de otros pueblos autóctonos (que esperan tranquilos y seguros el cumplimiento de sus “profecías”) sino de los habitantes de la civilización consumista industrial-mercantil-bélica y desacralizada.  Tal vez por un sentimiento de culpa propio de ese mundo, plagado de creencias apocalípticas en espera de un “castigo del cielo.”  A medida que se acerca la fecha, crece la incertidumbre y el temor.  Los guardianes del saber maya, y los científicos mismos, se están encargando de limpiar de supersticiones “findemundistas” a esas mentes manipuladas hacia una creencia pesimista del futuro.

El Cargador Maya del año 5125 entregará sus tesoros ancestrales al siguiente luminoso ciclo.  Revivirá con vigor la herencia sagrada de nuestros Antepasados, guardada durante la larga “noche de la cultura”, cuando se ocultó el Sol de la Verdad.  Las almas viejas en las nuevas generaciones, se encargarán de restablecer los postulados sagrados para que rijan la vida de los pueblos y los seres.  Los pueblos nativos del Asia, África y Australia, unirán su visión a la del Águila y el Cóndor amerikuanos, el Parto de Amerikua, el resurgir del Ave Fénix.

Al final del capítulo La Nueva Edad, en la obra Los Grandes Mensajes de nuestro Maestre el Dr. S. R. de la Ferriére, él afirma: “La gran inquietud, el malestar contemporáneo, no nos engañan; seamos dignos de la época en que nos ha tocado vivir.  Se aproximan acontecimientos renovadores y anhelamos para todos los Seres vivir en la Paz del Señor.”

Estamos llegando a un punto en este primer siglo de la Era del Aguador Celeste, Acuarius, en que se hace necesario tomar una actitud más definida y firme, con una dinámica de profunda renovación espiritual y cultural, de parte de los discípulos del Maestre y de los demás movimientos espirituales.  Hasta ahora, no se ve una proyección social de esos grupos presentando programas de renovación en todos los aspectos de la sociedad, ha habido mucha tibieza y timidez en ese sentido.  “Todo es mente, el universo es mental.”  No lo olvidemos; ése es el poder más grande en todo el Universo.

Las transformaciones profundas y los cambios radicales que anuncian el signo Acuarius y Urano, su regente, solo se han manifestado en la tecnología y en otros asuntos superficiales, pero en lo profundo: en lo social y en la conciencia, el cambio ha sido muy poco desde un punto de vista concreto.  Como bien dice el Maestre, esos cambios irán viniendo gradualmente.

Lo que pasa es que estamos en la Era de la velocidad, de cambios rápidos, por la influencia de Urano.  Entonces, para acelerar esos cambios profundos, debemos tomar actitudes y acciones más radicales, con esa visión del futuro hacia donde se enrumba la Humanidad como lo indica nuestro Maestre.  Hay que aprovechar el impulso evolutivo que trae esta Navidad Maya del 2012 para realizar actividades más definidas que vayan delineando la nueva manera de vivir de la Humanidad en el futuro inmediato.

Pase lo que pase, la vida seguirá su peregrinar ascendente.  La Humanidad, viajera cósmica incansable por las rutas ignotas del Tiempo-Espacio, continuará recibiendo las hermosas lecciones de la Sabiduría existencial.  La Madre Naturaleza irá promoviendo sus criaturas a través de sus reinos, hacia la verticalidad de la conciencia cósmica.

Los próximos mensajes los enviaremos ocasionalmente, ya no con la periodicidad de los anteriores.

¡PASH…   AL LAK´EN…!

Soberana Orden Solar de Chichén Itzá

T.A-O  Domingo Días Porta

19º Tauro Año LXV Edad del Acuarius

(Gran  Valle  de  Chara,  Venezuela,  mayo 9, 2012)


[1] Si, en muchos casos, las estrellas están asociadas formando cúmulos porque provienen de un mismo origen, es lógico pensar que, a su vez, las galaxias deben estar de alguna forma asociadas. Efectivamente, así es: existen cúmulos de galaxias, y también cúmulos de cúmulos de galaxias; es decir, supercúmulos.

Los cúmulos de galaxias son superestructuras cósmicas. Pueden alcanzar tamaños del orden de millones de años luz de diámetro, y el número de galaxias que los forman es muy variable. La Vía Láctea se encuentra en un cúmulo llamado Grupo Local.

El Grupo Local consta de tres galaxias espirales grandes, la propia Vía Láctea, la galaxia de Andrómeda y la galaxia M33, acompañadas por unas 30 galaxias más pequeñas. Es, por tanto, un pequeño cúmulo de galaxias, cuyo diámetro es de solo diez millones de años luz.

A su vez, los cúmulos de galaxias se agrupan por decenas o centenas, formando los llamados supercúmulos. El Grupo Local forma parte del denominado supercúmulo de Virgo, que contiene alrededor de una centena de cúmulos galácticos y tiene forma de plato, con un diámetro de 200 millones de años luz.

La estructura más importante del supercúmulo de Virgo es el cúmulo de Virgo, una masiva agrupación de galaxias, que además es la más cercana al Grupo Local nuestro. Esta gran masa ejerce una poderosa atracción gravitatoria, responsable de que la Vía Láctea y sus galaxias vecinas se dirijan hacia ella.

[2] Ver www.postpoliolitaff.org/tusitio/Mutantes.pps  y http://mutantes.bitacoras.com/

Nota:
El Contenido Completo ( imágenes, citas, entre otros) se encuentran  disponible en formato PDF.
Por Favor Descargue el archivo si desea el contenido extendido.

DESCARGAR

[wpdm_file id=13]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Suscribite para recibir nuevos artículos

 

Loading